¿La práctica lo hace perfecto?

¿La práctica lo hace perfecto?

Hay una expresión en inglés que la práctica la hace perfecta.

¿Pero es eso cierto? ¿O es más exacto decir que la práctica perfecta contribuye a la perfección?

Es relativamente fácil ser perfecto al escribir un nuevo idioma. Las palabras en el papel no tienen sonido. Puedes mirarlos y determinar si son las palabras correctas y si la ortografía es correcta.

Y todo eso está bien.

Pero hablar es más difícil. Hablar requiere el uso de la lengua, la garganta y los músculos de la boca. Es muy parecido a crear música. Si no lo haces con precisión, sonará mal. La gente puede entenderte, pero aún así no saldrá bien.

Entonces, cuando practicas hablar un nuevo idioma, es de vital importancia que digas las palabras correctamente. Necesitas trabajar duro para enunciar claramente cada palabra. Diga cada palabra lentamente. Escúchate a ti mismo diciendo eso. Presta atención a cómo se siente dentro de tu boca cuando lo dices. Realmente concéntrate en la pronunciación y en cómo suena.

Luego di esa palabra o frase una y otra vez.

Es mejor decir diez palabras cien veces cada una que decir mil palabras una vez cada una. Siempre puedes aprender nuevas palabras, y aprender nuevas palabras es muy importante.

Pero quieres poder decir cada palabra correctamente.

Este enfoque en la pronunciación precisa ayudará no solo a que las personas lo perciban como un orador, sino que también elevará su confianza en usted mismo.